"Agüero, historia de frontera al pie de los Mallos"

Comparte esta Entrada!!

Agüero es, con las espectaculares murallas de los Mallos a su espalda, un referente urbanístico levantado en la frontera de la Sierra de Santo Domingo. Casas robustas de piedra diseñadas, en aparente caos, en torno a grandes monumentos del románico. Agüero es un tesoro para la etnografía y la tradición cultural prepirinaica.

El sábado 7 de julio la Comarca de la Hoya de Huesca, a través del programa Pueblos Contados, ha organizado la visita a Agüero.

Se comienza la visita por la Calle Mediodía, viendo los singulares pasadizos que comunican partes de las casas por encima del trazado de la calle. En la parte más alta y antigua del pueblo, se visitan las interesantes casas “Martinaz” y “Forqueta” con unos preciosos arcos de entrada. Desde aquí, se  accede a un mirador, desde el cual hacia el norte veremos los mallos; hacía el sur, la extensión del municipio de Agüero y también otra casa destacable: “Casa Castino”, con unos detalles constructivos fabulosos.

Desde aquí se desciende hacia el tradicionalmente conocido como “Burrumiau” o “Burniau (Burgo Novo o “Ciudad Nueva”), la nueva población que se fue asentando a los pies del castillo y el barrio antiguo.

Durante el trayecto se atraviesan populares “gallizos” o “callizos”, estrechas y serpenteantes calles muy típicas del urbanismo aragonés. Veremos ejemplos de construcción tradicional con tapial, hasta llegar a la Fuente Vieja y el Lavadero. Volviendo a la Plaza del Ayuntamiento, en la que se encuentra la Iglesia del Salvador, pasamos junto a otras casas relevantes de Agüero como  “Casa Caracol”, “Casa Pablo” o “Casa Mosén Lucas”.

Galería de Imágenes