Punto de encuentro: Foz de Salinas

Comparte esta Entrada!!

El domingo 22 de junio la Comarca de la Hoya de Huesca ha organizado este sendero de interés geológico sobrevolado por numerosas rapaces. El punto de encuentro será a las 10 horas en Villalangua, la duración ida y vuelta: 3h 30'

Salimos de Villalangua hacia la Foz, por la calle que hay detrás de la Iglesia. Pasamos por la pasarela que cruza el río Asabón y tomamos el sendero paralelo al río de ahí salimos a una pista de acceso a campos y bordas siguiendo por ella hacia el sur donde podemos contemplar un gran ejemplar de roble (Quercus faginea), árbol marcescente. Continuamos por una zona de margas hasta pasar el Barranco de Salinas, donde tomamos la senda que sale a la izquierda. Continuaremos hasta el puente de piedra que cruza el Barranco. Seguimos ascendiendo por la senda que transcurre por la Foz llegando a una bifurcación (60'), donde podemos continuar hacia “Salinas de Jaca” o “Salinas Viejo”, tomando esta última dirección. En la Foz encontramos la llamada “Piedra del Cura” que, según cuenta la leyenda, recibe este nombre porque el emplazamiento que utilizaba el cura para cruzar la Foz con la “borrica” cuando tenía que venir a dar la misa. Atravesamos la profunda cortada creada por la erosión de las aguas del barranco y nos encontramos con las asombrosas formaciones rocosas, compuestas por paredes de piedra caliza, dispuestas verticalmente formando singulares crestas. En seguida llegamos a la llamada “Fuente de la Rata” (90'), lugar en el que se precipita la vistosa cascada del Barranco de Salinas, junto a un pequeño puente de piedra. Aquí pueden apreciarse las típicas formaciones de toba calcárea, o piedra tosca como es conocida popularmente, que se origina por la precipitación de carbonato cálcico disuelto en el agua favorecido por la presencia de plantas y raíces en los saltos, que termina por formar una costra muy porosa utilizada antaño en construcción por su fácil manipulación y ligereza. Llegamos al pueblo abandonado de Salinas Viejo. La principal actividad del pueblo era la extracción de la sal, elemento económicamente importante por su utilización en la conservación de alimentos y como trueque o moneda. En el pueblo ya sólo queda en pie la torre de la Iglesia, dentro de la cual se encuentra un escudo con un animal muy típico de la zona, el jabalí (Sus scrofa). En el interior de sus muros se puede observar también los movimientos geológicos que tuvieron lugar allí, formando anticlinales y sinclinales. Desde este punto se puede observar la Osqueta (o “W”), que todavía se encuentra a 45' de distancia, punto desde el que se puede continuar hasta San Felices y Agüero. Desde aquí desandaremos lo andado para dar por terminado el recorrido.

Galería de Imágenes