Puntos de encuentro naturales: Camino del Cielo en Riglos.

Comparte esta Entrada!!

El 19 de septiembre se realizara el recorrido circular de Camino del Cielo en Riglos, el Punto de encuentro en el primer parking del pueblo de Riglos y discurre por  Collado Firé-Mirador Ventuso-Riglos de forma circular con una distacia de 5 Km. y una duración de 6 horas aproximadamente.

La senda circular llamada “Camino del Cielo” que discurre entre varios de los mallos. Empezaremos desde el primer parking que se encuentra en el pueblo de Riglos, seguiremos por el camino marcado y cuando lleguemos al mallo Pisón se da una pequeña introducción sobre la localización tanto geográfica como geológica de la zona, así como una breve descripción de los materiales que forman los mallos, los conglomerados, formados por multitud de rocas diferentes. Seguimos por la senda que asciende entre el Pisón y el Firé hasta el collado Firé, a lo largo de dicha senda podemos contemplar cómo suben los numerosos escaladores que frecuentan estas maravillosas paredes de conglomerado y se cuenta historias de antiguos hitos de escalada que han visto dichas paredes. También observamos la vegetación de estas laderas de solana, con arbustos y plantas mediterráneas, como romero, aliaga, espino negro, etc., así como las aves que seguro sobrevuelan nuestras cabezas (vencejos reales, aviones, buitres leonados, etc.). En el collado Firé aprovechamos para parar un rato y recobrar fuerzas tras la subida realizada hasta el momento y de paso tenemos una buena panorámica del tramo que acabamos de subir y podemos observar la diferencia entre los tipos de rocas que forman la ladera. Una vez descansados seguimos nuestro itinerario tomando un camino a la derecha que sigue ascendiendo hasta la explanada del mirador de Ventuso, con unas magníficas vistas del valle del río Gállego y los mallos donde aprenderemos la formación de semejantes estructuras y su relación con la formación de la cadena pirenaica. Este puede ser un buen punto para hacer una parada larga para tomar un pequeño refrigerio. Sin duda este paisaje nos evoca historias de la zona, algunas reales otras leyendas, sobre los mallos y su entorno.

Con las pilas cargadas y sabiendo que todo el tramo de subida ya se ha terminado seguiremos desde allí por el camino que comienza a descender pasando entre los mallos Colorado y Chichín, en ese camino nos encontraremos abundante corona de rey y haremos una parada para observar bien las buitreras en el mallo Visera. Luego seguiremos nuestro descenso hasta enlazar abajo con el camino natural de la Hoya de Huesca, hasta llegar de nuevo a Riglos.